BIOGRAFIA

titulo

COMPARTIR EN:

Bosé MTV Unplugged

OCT 4, 2016

Con Miguel Bosé nunca hay que dar nada por sentado.

Con él hay que estar preparado siempre para los cambios, las sorpresas, los retos. Porque éstas son las constantes que definen la carrera de quien es el artista español de mayor proyección internacional, todo un pionero que hace suyo cada estilo al que se aproxima.

Bosé MTV Unplugged es uno de esos giros inesperados, pero siempre emocionantes, a los que el propio Miguel suele referirse como “aventuras especiales”. Es una nueva metamorfosis artística que nos muestra al Bosé más latino, más íntimo, más pasional y más bandido.

Bosé MTV Unplugged es el primer disco acústico en la carrera de Miguel Bosé. Grabado en México, arropado por ilustres invitados, con él ha escrito un nuevo capítulo musical. A través de él, su repertorio adquiere una nueva piel sonora y, como él, vuelve a transformarse. Grabado el 12 de mayo en la Ciudad de México con producción de Nicolás Sorín, Bosé MTV Unplugged reúne 16 canciones, dos de ellas inéditas, “Dime qué diré” y “Estaré”.  Un acontecimiento musical cuyos detalles nos explica el propio Bosé a continuación…

 

 

¿Por qué un Unplugged ahora?  Historia de Bosé MTV Unplugged 

“El primer intento de grabar un Unplugged para MTV se remonta a 1993. Por razones de agenda no conseguimos cuadrar fechas, y lo mismo pasó cuando se intentó de nuevo en el 2004, tras la publicación del álbum Sereno. Lo cierto es que es un proyecto que he ido retrasando en parte por el temor a que mis canciones perdiesen su identidad. Éste es un tipo de producción que yo jamás he hecho; yo habitualmente trabajo con ordenadores, y ése es uno de los rasgos de identidad del sonido Bosé. No sólo es una forma de entender la música o componerla, también es un sonido. Por eso me costaba trabajo plantearme un acústico.”

 “Al final acepté el reto y trabajando con mi productor, Nicolás Sorín, descubrí que una grabación así no era comparable a mi sonido habitual. No es que se perdiesen cosas por el camino o que cambiasen, es que el resultado es otro mundo.  Si estábamos viviendo en un mundo submarino, éste era un mundo aéreo. Y ha sido fascinante, un reto muy divertido.”

“Creo que ha sido una cosa histórica, algo que en mi carrera no se volverá a dar porque yo volveré otra vez a lo que soy. Esto es un paréntesis, un proyecto especial donde hago un ejercicio de traslación de mi mundo a un mundo que siempre me ha resultado muy lejano.”

¿Qué sorpresas hay? Las canciones nuevas

Juan Luis Guerra estaba empeñado en que cantara una bachata. De hecho también estaba empeñado en que cantara con él un merengue pero hay cosas que no son para mí, es como si me pongo a cantar bulerías. Yo soy europeo del norte, de raíz germano-italiana. Pero así como el merengue no, la bachata sí es una música que está arraigada en mí, en mis compases, mi rítmica, mi sentir, mis caderas, mi sangre, al igual que lo está el bolero. Son dos géneros difíciles de cantar pero que he cantado. “Dime qué diré” es esa bachata que Juan Luis me dió.”

“Estaré” la compuse en la tanda de Amo pero al final decidí guardármela. Cuando llegó la oportunidad de hacer el Unplugged y de estrenar canciones inéditas pensé que era un momento bueno para ella, porque la canción tiene algo muy íntimo. Me pareció que era bueno dársela a este proyecto. En ella les digo a  mis hijos que allá donde quiera que vaya, allá donde quiera que esté, incluso cuando ya no esté nunca más, que busquen bien porque yo estaré en su corazón.”

¿Por qué estas canciones? Las viejas canciones

 “Hay títulos que tenían que estar aquí, son un must. Preparé una lista para que mis fans votaran las canciones que querían que interpretase y por supuesto, había tres o cuatro que salían sí o sí. También hay algunas que quizá no sean tan conocidas pero que daban mucho de sí trasladadas al formato acústico.”

“Muchas canciones han sufrido algún tipo de actualización, en la estructura, en el tono, en cómo cantarlas. Aprovechando la coyuntura y dejándome llevar por el calor del momento, he cambiado hasta versos en las letras. Un ejemplo es “Morenamía”. Tenía muchas ganas de hacer algo con percusiones y voces, es una idea que quería llevar a cabo en los directos y que aproveché para plasmar en Bosé MTV Unplugged.”

“Nada particular” es una canción de 1992 que escribí sobre la guerra de Yugoslavia. La versión original estaba cantada con mucha melancolía y mucho lirismo, pero debido a la situación actual de los refugiados que llegan a Europa, he sustituido ese lirismo por la frustración, por un tono de protesta. Al saber que cantaría “Como un lobo” con Sasha Sokol decidí llevarla al terreno r&b, porque estaba seguro de que ella le daría ese toque sensual a lo Sade. “Bandido” me apetecía mucho llevarla a Veracruz, con unas marimbas a lo Culture Club. Y en su nueva versión, “Bambú” suena más a banda sonora a lo Ennio Morricone.”

¿Por qué ellos? Los invitados.

Todos son grandes estrellas en el continente americano, desde el norte hasta el sur. En Papito ya había muchísimos más artistas extranjeros que españoles, y eso tiene un porqué. Desde hace 40 años yo trabajo mucho más en el continente americano, mi vida está aquí y por eso me he trasladado aquí a vivir. El mercado más grande para mí siempre ha sido América.”

“Como digo en el concierto, Pablo Alborán es un grande que nos va a proveer de buena música en el futuro, y también es un gran cómplice. Juanes es mi socio y mi compadre, está en todas las aventuras especiales que llevo a cabo. Él sugirió hacer “Amiga” porque fue un éxito en Colombia y quería hacerla porque fue su primer contacto conmigo. Sasha Sokol y Benny Ibarra formaron parte, junto con Paulina Rubio, de Timbiriche, un grupo infantil mexicano de principios de los ochenta a los que produje su primer álbum, que fue un gran éxito en México. Los conozco desde niños, se puede decir que llevamos recorrida media vida juntos.”

“Con Marco Antonio Solís, que es un emperador musical, hacemos “Olvídame tú”, una canción que siempre pensé que tenía que hacer él y no yo; no me equivocaba porque la borda, la hace suya. Con Álex González y Sergio Vallín de Maná había tocado ya en el pasado en directo y en estudio, son dos bestias. Fonseca trabaja la música de raíces como nadie, un gran autor que compone de forma diferente.”

“Con Natalia Lafourcade también había hecho cosas antes, es una mujer con una magia muy especial. Me gustaba mucho tener una pareja para no sentirme tan solo como el protagonista de “Gulliver", tener una Eva para cantar esa canción. Y Ximena Sariñana es mi niña. Me enamoré de ella a primera vista cuando la oí por primera vez. Es mi hermanita pequeña, ambos tenemos que cuidar el uno del otro.”